EUlogointia 01

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
X
RizVN Login



Número 169: julio-agosto 2008

Plagas
Elegir la boquilla adecuada. Para mejorar la eficacia y reducir la deriva

La protección de los cultivos frente a los ataques de plagas y enfermedades y malas hierbas se realiza en agricultura convencional con productos fitosanitarios, mediante diferentes equipos y sistemas de tratamientos preparados para tal fin.

Los tratamientos fitosanitarios normalmente se aplican con pulverización hidráulica de las gotas de caldo, en la que se utiliza el agua para mantener el producto. La aplicación consiste en la producción de gotas de diferentes tamaños a la salida de las boquillas, con el objetivo de que éstas se posicionen sobre las hojas o el suelo, según el tipo de tratamiento. Una pulverización es de calidad cuando la superficie objeto de tratamiento queda cubierta con los impactos de gotas suficientes para obtener una eficacia máxima del producto, evitando la deriva.

En general, se tiene la creencia errónea de que aplicando volúmenes de caldo altos, (en extensivos 300, hortícolas 500 y frutales 1.000 l/ha), los tratamientos resultan más eficaces.

Hay productos en el mercado que deben mantener una concentración y la cantidad de caldo debe ser menor que las citadas, debido a la mejor eficacia del producto con menores volúmenes de caldo por hectárea, resultando un ahorro de producto en dosis y del coste por hectárea. Con la subida de precio de los productos fitosanitarios, la contaminación que se hace por derivas y los problemas que pueden plantearse con el contenido máximo en residuos (LMR), es necesario replantearse actualmente estos tratamientos que se realizan en agricultura con el fin de realizarlos mejor, con más eficacia y a menor coste, y reducir las derivas. La importancia de la colocación del máximo de producto en el punto donde nos hemos fijado, evitando derivas, es grande. Para ello, deberemos tratar en buenas condiciones, con la cantidad de caldo necesaria y utilizando las boquillas adecuadas.

Este artículo informa sobre el TIPO DE BOQUILLAS que hay actualmente en el mercado, las características de cada una y cuáles son más recomendables para cada uso.

Leer artículo completo: